Escort Sevilla fantasia sexual

Cuando empecé en esto no sabía que podría dar rienda suelta a una de mis mayores fantasías: tener sexo con una pareja de novios. Mi Escort Sevilla fantasía sexual con esta pareja fue una de las más excitantes de mi carrera. Llevo ya varios años trabajando y he podido pagar mis estudios gracias a este trabajo mientras disfruto del sexo en un ambiente liberal en el que no tengo que dar explicaciones a nadie.

Recuerdo que ese día estaba un poco aburrida y me apetecía algo diferente, así que cuando me dieron la oportunidad de apuntarme a este servicio no me lo pensé dos veces. Sabía que una de mis Escort Sevilla fantasía sexual más recurrente por fin se iba a convertir en realidad. Aunque parezca mentira, estaba un poco nerviosa, tenía curiosidad por conocer a una pareja tan abierta de mente que no tenía reparo en disfrutar del sexo con una desconocida.

Escort Sevilla fantasía sexual cumplida

Así que me puse guapa, cogí mis cosas y me preparé. Me habían citado en un hotel muy conocido de la ciudad. Me encanta disfrutar del sexo en el mejor ambiente así que esta cita empezaba a ponerme bastante a tono.

Cogí el ascensor y me dirigí a la habitación. La verdad es que la curiosidad me invadía y notaba los nervios de las primeras citas cuando eres adolescente. Antes de llamar a la puerta me di cuenta de que esto había dejado de ser un servicio para convertirse en una auténtica Escort Sevilla fantasía sexual.

Cuando me abrieron la puerta y los vi, mi cuerpo se estremeció. El chico era guapísimo y su novia esperaba sentada en la cama con una gran sonrisa. La conexión fue inmediata. Nos sentamos a tomar algo y me contaron que eran una pareja de mente abierta que se había propuesto disfrutar de la vida al máximo. Para evitar las tentaciones, invitaban a otras personas a unirse a sus fantasías sexuales. Esta vez yo era la afortunada.

Este encuentro superó con creces todas las expectativas de la Escort Sevilla fantasía sexual que había imaginado. Tanto el chico como la chica eran muy atractivos y, durante un buen rato, me dedicaron todo su cariño y atenciones. Como soy una chica muy agradecida, me esforcé al máximo para satisfacerlos. El resultado fue una noche de sexo trepidante que recordaré durante toda mi vida.